Compartir

Una familia escocesa de Scottish Borders está desesperada por encontrar una niñera con cama adentro que quiera cuidar de sus dos hijos, de cinco y siete años. Para ello ofrecen una suculenta oferta de 50.000 libras esterlinas anuales (unos 57.000 euros), vacaciones remuneradas de 28 días y respetando los días festivos. Sin embargo, semejante oferta que haría presentar a niñeras, bancarios, docentes y gente de cualquier oficio no logra convencer a nadie y el puesto sigue vacante. ¿Por qué? Según parece, la casa en la que hay que trabajar está embrujada.

La atractiva oferta fue publicada por la madre hace unos días en el portal Childcare.co.uk, que pone en contacto a padres y cuidadores. En el anuncio se explica que los padres viajan mucho por cuestiones laborales, hasta cuatro noches por semana, y necesitan a alguien que se haga cargo de los pequeños y de la casa. “Tenemos una hermosa propiedad amplia situada en un lugar remoto con vistas espectaculares”, describe la oferta de empleo. Las tareas solicitadas incluyen preparar el desayuno, cuidar de los chicos, llevarlos y traerlos de la escuela, ayudarles con los deberes. Nada fuera de lo normal en una oferta así. Incluso, agrega, la casa incluye una “habitación cómoda con cuarto de baño y cocina privada” para los interesados.

Pero el “encantamiento” de la vivienda es todo un tema. De hecho, los padres de los niños no lo ocultan. El anuncio explica que la familia lleva casi una década viviendo allí y que antes de comprar los anteriores sueños les habían alertado de actividades paranormales. Pero entonces decidieron ignorar las advertencias, mantuvieron la mente abierta y compraron. Sin embargo, en el último año hasta cinco niñeras dejaron el puesto y huyeron argumentando miedo por diferentes “incidentes sobrenaturales como ruidos extraños, cristales rotos y movimiento de muebles”. Estos fenómenos, al parecer, habrían ocurrido las noches en las que el matrimonio se encontraba de viaje.

El responsable de la web del anuncio, Richard Conway, explicó que al principio se tomaron la oferta con cierto escepticismo, les parecía muy extraña la descripción. Pero luego se pusieron en contacto con las niñeras que se alejaron y constataron las versiones de fantasmas. De todos modos, aclaran que si bien las mujeres huyeron, ninguna resultó herida ni algo similar. Los padres afirman que quien tome el puesto debe tener una fuerte personalidad.

57.000 euros anuales y 28 días de vacaciones. La familia necesita a alguien que cuide a sus dos hijos cuando ellos no están (ambos padres viajan mucho), pero a pesar de las muy buenas condiciones que ofrecen, todos les escapan.

El fantasma de Oscar Wilde

Como la historia de Canterville

La historia de esta casona en Escocia recuerda al famoso texto de Oscar Wilde, El fantasma de Canterville, que narra la historia de una familia norteamericana que compra una mansión a Lord Canterville, quien les advierte de la presencia de un fantasma. Pero los compradores le dicen que vienen de un país moderno y desoyen la advertencia, diciendo que comprarán la casa… y al fantasma. Este aparecerá varias veces en el día a día de la familia que, lejos de asustarse, lo ningunearán poniéndolo en ridículo y llevándolo a la depresión porque ya no puede asustar como antes.

Deja tu Comentario