Compartir

Angustiado por un difícil momento personal, el cantante empezó con el pie izquierdo

Empezó oficialmente el Bailando por un sueño 2017 para Ezequiel “El Polaco ” Cwirkaluk, pero su performance estuvo muy lejos de la calidad que había mostrado en 2016. Acompañado de la bailarina Chiara Mea (que debuta en el certamen), el cantante se entregó a un número que no salió del todo bien.

Luego del baile, si bien Ángel de Brito lo notó algo nervioso, no dejó de felicitarlo por haber sido sobreseído en la causa que lo enfrentaba a su ex. Pero como suele ser el Bailando, ahí todo se interrumpió cuando Fernando Burlando , desde el control, tomó la palabra para hablar de la causa. Pero Marcelo Tinelli, más interesado en la vida amorosa del abogado, le preguntó si seguía en pareja con Barby Franco, a lo que Burlando respondió que no, que ya no estaba con ella.

Siguiendo con el puntaje, De Brito fue severo y dijo que Ezequiel había retrocedido notablemente con respecto al año pasado (2). Carolina “Pampita” Ardohain comentó que el baile arrancó raro y que no lo vio disfrutando de la pista (6). Luego Moria Casán observó algo de nervios por parte de la bailarina, y consideró que entre ambos faltó química. Allí su consejo fue decidido: no hay que mezclar las sábanas con la carrera profesional (puntaje secreto).

Frente a ese comentario, Silvina Luna se involucró y contó que Ezequiel no lo está pasando bien porque a su padre debieron internarlo, una situación que, como era de esperar, tenía distraído al músico. Para el cierre, Marcelo Polino consideró que todo fue muy desafortunado y dijo que prefiere hacer borrón, cuenta nueva y empezar de cero (0).

De esa forma, el puntaje total de ocho lo ubica a “El Polaco” en línea directa a la zona de sentencia.

Pero antes de irse y como habían prometido, El Polaco y Silvina Luna cantaron a dúo “Escapémonos” .

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here