Compartir

El riesgo país se disparó 39 puntos ayer, a 728 unidades, tras un desarme masivo por parte de los fondos internacionales sobre los bonos argentinos en el exterior, a pesar del anuncio del presidente Mauricio Macri de que el FMI adelantará los fondos necesarios para cumplir con el programa financiero hasta fines de 2019.

Los títulos de la deuda argentina que cotizan en Wall Street se desplomaron hasta un 5,6% ayer, empujando fuertemente al alza sus rendimientos. Ni siquiera el respaldo del Fondo pudo disipar la desconfianza en torno a cómo hará el Gobierno para cumplir con sus compromisos el próximo año, mientras el equipo económico de Cambiemos sigue sin mostrar “la letra chica”.

Las dudas que sigue despertando la economía argentina entre los inversores del mundo también golpeó ayer a las acciones argentinas que cotizan en la Bolsa neoyorquina. Los ADR de Edenor se derrumbaron así un 10,89%, mientras que los de Banco Macro y Grupo Financiero Galicia derraparon 9,44% y 8,45%, respectivamente.

Por el contrario, en la plaza porteña inversores salieron nuevamente a la caza de oportunidades y los bonos en moneda dura de corto plazo exhibieron fuertes ganancias, que llegaron incluso al 7 por ciento.

Entre los títulos más negociados en la Bolsa local, el Bonar 20 se disparó un 6,20% y el Bonar 24 trepó 5,34 por ciento. En la misma línea, el bono a 100 años, “century”, ganó 3,59 por ciento.

También hubo importantes rebotes ayer en el panel de acciones líderes de la plaza porteña. La suba más importante fue para Phoenix Global Resources (PGR), que trepó un 14,3%, seguida por Petrobras Brasil, que ganó 11,8% y Aluar, que terminó 9,7% arriba. Por todo esto, el Merval finalizó la jornada con un avance de 1,8 por ciento.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here