Compartir

El temporal de viento que sacudió a toda la región cobró dos víctimas fatales, un hombre de Centenario que había subido al techo de su vivienda tratando de impedir que se volaran las chapas y otro que pereció en Cipolletti; produjo innumerables daños materiales en viviendas y locales comerciales; hubo incendios que afectaron lugares públicos, como fue el caso de la Facultad de Ciencias Agrarias, en Cinco Saltos; y afectó los servicios esenciales, como el de agua potable y energía eléctrica.

El hombre que falleció al caer del techo de su vivienda en Centenario tenía 54 años y vivía en la calle Honduras al 2000 de Centenario. Según algunos testimonios, el hombre fue arrastrado por una fuerte ráfaga de viento y cayó al patio de la casa vecina. Fue asistido y trasladado al hospital, en donde murió. La segunda víctima se registró en Cipolletti, en el barrio Villarino. Allí, una persona, de unos 40 años, fue aplastada por un paredón de una vivienda ubicada en Falucho al 1100; esto fue confirmado por Felipe Vallejos, Director de protección ciudadana de Cipolletti.

Fue una jornada dantesca, sin clases en las escuelas, con reparticiones públicas que evacuaron a su personal, grandes supermercados que cerraron sus puertas, y muchos testimonios concretos de lo que consigue un viento fuerte, que en Rincón de los Sauces superó con ráfagas los 150 kilómetros por hora, y que en la capital neuquina osciló entre los 100 y los 120 kilómetros por hora, una velocidad suficiente para voltear árboles de raíz.

 

Deja tu Comentario