Compartir
Según relata el diario británico Mirror, a medida de que el avión no tripulado comienza a acercarse a la torre de la capilla -en la región de Tver en Rusia- se ve a dos personas en una pose sospechosa. A primera vista, nada parece fuera de lo normal. Parece que la pareja está simplemente admirando la impresionante vista.
Pero a medida que el avión sigue se hace evidente que la pareja en realidad estaban disfrutando de tener sexo en un lugar público.
Al percatarse de la presencia del dron, la parejita se olvidó de su momento hot y se vistieron rápidamente.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here