Compartir

Estados Unidos

En la búsqueda de un método que pueda reparar las heridas sufridas en los ojos, científicos han realizado experimentos con éxito en ratones, los que los acercarían un poco más a un tratamiento para humanos. El experimento, realizado por miembros de la Facultad de Medicina de la Universidad de Washington en Seattle, incrementó la esperanza de reparar retinas dañadas por traumatismos, glaucoma y otras enfermedades oculares. Muchos tejidos se pueden regenerar, como los de la piel, porque contienen células madre que se dividen y se diferencian en el tipo de células necesarias para reparar el tejido dañado. Esto, lamentablemente, no sucede en las retinas.

A pesar de que los humanos son incapaces de regenerar el tejido de la retina por sí mismos, esto no les pasa a los peces cebra, lo que es posible porque poseen células, las Glia de Müller que tienen un gen que les permite regenerarse, Ascl1.

Este gen codifica un tipo de proteína, llamada factor de transcripción, y puede afectar la actividad de muchos otros genes y, por lo tanto, tiene un efecto importante en la función celular. Considerando esto, el equipo de investigadores, comandados por Tom Reh, buscó si es posible utilizar el Ascl1 en ratones de laboratorio para regenerar sus retinas que, de manera natural, sería imposible y concluyeron que el método funciona, y bien.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here