Compartir
El Gobernador reportó la muerte de tres personas en Carolina del Norte, que se suman a otras tres reportadas por las autoridades de Georgia, y a cuatro ocurridas en Florida y anunciadas ayer, indicó la agencia EFE.

El ojo del huracán alcanzó hoy el sureste de la pequeña localidad de McClellanville y su cercanía a tierra está ocasionando “serias inundaciones” en partes de Carolina del Sur y fuertes lluvias en la vecina Carolina del Norte.

En el condado Bladen se registran inundaciones y prevén la aproximación del huracán que comenzó con categoría 1 y pasó a 2, más debillitado, a partir de esta noche.

El condado Chatham fue uno de los más castigadas en Georgia por el paso de Matthew: en la isla Tybee generó inundaciones por la marejada, que subió a casi cuatro metros, superando el registro de 1979, cuando la zona fue afectada por el huracán David.

Por la mañana, el Centro Nacional de Huracanes estadounidense indicó en su boletín que Matthew se encuentraba sobre Myrtle Beach, en Carolina del Sur, y a 85 kilómetros del oeste-suroeste de Cabo del Miedo, en Carolina del Norte.

El ciclón, de categoría 1, se mantiene con vientos máximos sostenidos de 120 kilómetros por hora y se mueve con dirección noreste, ya debilitado a categoría 2, avanza hacia el norte en dirección a Carolina del Sur, luego de atravesar la costa de Georgia, donde causó inundaciones y cortes de luz, además de fuertes vientos, según el Centro Nacional de Huracanes (CNH).

A su paso por Georgia, Matthew dejó sin luz a más de 210.000 abonados según informó la distribuidora George Power, la mayoría del área de Savannah, una de las más afectadas por los vientos.

La dirección actual de Matthew puede hacer de Savannah, en el límite de Georgia con Carolina del Sur, la localidad más afectada en Estados Unidos, mientras que Charleston, en Carolina del Sur, también sufre inundaciones.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here