Compartir

La segunda semana de noviembre el asteroide Halloween visitará nuestro planeta. Lo hará a unos 40 millones de kilómetros, cerca de 100 veces la distancia que nos separa de la luna.

Lo curioso es que en uno de sus lados el cuerpo rocoso tiene el aspecto de una calavera, y se pasea ante nosotros a poco de la noche de Halloween.

Al asteroide bautizado TB145 también se lo conoce como “gran calabaza” o “cometa de la muerte”. El próximo 10 u 11 de noviembre será para muchos la última oportunidad de estudiarlo “de cerca”. Expertos estiman que recién volverá en el año 2082.

Un cuerpo conocido

En 2015 el asteroide Halloween visitó la Tierra el día siguiente a la Noche de Brujas, el 1 de noviembre. En aquella ocasión estuvo cerca: a 486.000 kilómetros de nuestro planeta.

Hay que tener en cuenta que cuando regrese en 2082 pasará a 50 millones de kilómetros de distancia. Tal como apunta National Geographic, para su estudio serán necesarios telescopios más potentes.

“Este año el ‘cometa de la muerte’ solo será visible con telescopios relativamente grandes y usando detectores especiales”, explican los expertos.

Desde la NASA señalan que podría tratarse de un cometa extinto. Una suposición que se apoya en el examen de su órbita y velocidad.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here