Compartir
Imagen de caracter Ilustrativp

La difunta de 33 años cursaba el noveno mes cuando falleció de manera repentina en Sudáfrica. Diez días después, hallaron el cadáver de su bebé a su lado.

Empleados de una funeraria de Sudáfrica hallaron un bebé dentro del ataúd de una embarazada que había fallecido hace 10 días.

La mujer de 33 años, Nomveliso Nomasonto Mdoyi, murió de forma repentina. En su ataúd, encontraron el cadáver del recién nacido a su lado.

La madre de la fallecida manifestó que la joven atravesaba su noveno mes de embarazo cuando falleció.

El propietario de la funeraria expresó que estaban asustados y aturdidos. Agregó: “Trabajo acá hace más de 20 años y nunca escuché nada parecido. No tuvimos tiempo de comprobar el sexo del bebé”.

Médicos explicaron que el nacimiento podría haber ocurrido tras la contracción y relajación de los músculos después de la muerte de la joven.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here