Compartir

El personal de la maternidad provincial y hasta su madre se llevaron una sorpresa por el tamaño del niño.

El martes, pasadas las 18, la partera gritó es un varón. Nada nuevo para la vida cotidiana de la Maternidad Teresita Baigorria, pero, en este caso, el personal de ginecología se llevó una sorpresa al recibir a un bebé de cinco kilos doscientos, lo que normalmente se denomina como un “súper bebé”. Su mamá, Liliana Agüero, lo trajo al mundo por parto natural y sin grandes complicaciones a pesar de su tamaño. Las enfermeras de turno aseguraron que esperaban que fuese un bebé grande, porque la mamá ya había tenido dos niños de gran tamaño, pero no sospechaban que Joel pesara más de cuatro kilos.

Joel Jair Videla nació bajo parto inducido después de que su mamá acudiera a realizarse un último control y notaran que ya estaba muy grande su panza y había ganado mucho peso.

“Me dijeron que debería nacer ese mismo día ya que pesaba más de cuatro kilos y era un embarazo de alto riesgo. Pero nunca pensamos que era tan grande”, dijo Liliana.

Mónica Divizia, jefa de Ginecología, precisó que el bebé nació a las 18:05 y que el parto fue normal, rápido y sin dificultades. También señaló que es el tercer hijo varón de la familia Videla y que se domicilian en el barrio Amppya, de la ciudad capital.

Además, la médica afirmó que el bebé estuvo en observación en neonatología y que le hicieron controles de hipoglucemia para detectar de manera temprana si tiene diabetes.

“Sus hermanitos también fueron bebés grandes cuyos pesos superaron los cuatro kilos. Pero Joel fue una sorpresa, de haber sabido que sería tan grande no hubiésemos permitido que naciera de manera natural”, dijo Divizia.

Las enfermeras que estaban de turno el martes a la tarde comentaron que el niño nació con normalidad y fue un parto bastante rápido a pesar del tamaño del bebé. Explicaron que su mamá ingresó al hospital a las 10 de la mañana y que comenzaron a inducirle el parto pasado el mediodía. A las ocho horas, Liliana dio a luz a Joel.

Divizia manifestó que tanto la mamá como el pequeño se encuentran en perfecto estado de salud. Además, la médica comentó que no es el único parto que estas características que la maternidad ha asistido, en los últimos días nacieron otros dos bebés de 4,300 y 4,900.

“Pensamos que ya teníamos al ‘súper bebé’, pero nos volvimos a sorprender”, dijo una de las enfermeras.

La funcionaria también expresó que la maternidad atiende en promedio unos trescientos partos por mes, y que rara vez nacen niños del peso de Joel.

Su nombre significa “Dios es su señor”, y es el que eligió Liliana para su recién nacido, tal vez como bendición o para asegurarse de que siempre esté protegido. Lo cierto es que la mamá de 27 años, trajo al mundo a un “pequeño gigante” que quedará en la memoria del todo el personal del Teresita Baigorria que lo vio nacer.

Fuente:Diario la Republica

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here