Compartir

Una nena de 8 años participó de un desafío que vieron en internet. Las secuelas fueron mortales.

Estados unidos.- Una nena de 8 años murió por serias complicaciones de salud que se desencadenaron en marzo, a partir de que la pequeña accedió a participar de un desafío que le propuso su primo, también de 8 años, y que consistía en tomar agua hirviendo, lo que generó serias y paulatinas complicaciones físicas que terminaron con su vida.

Ki’ari Pope, de la localidad de Boynton Beach, Florida, aceptó el reto de su primito a participar de un juego que habían visto en YouTube: tomar agua hirviendo con un sorbete. Al sorber el agua, la nena sufrió severas quemaduras en la garganta y en la boca. Ante esa situación, la familia la trasladó a un centro médico donde le practicaron una traqueotomía y lograron salvarle la vida. Sin embargo, las secuelas fueron contundentes y no pudieron erradicarse. El último domingo le dijo a sus padres que estaba teniendo dificultades para respirar y a los pocos minutos colapsó. Fue hospitalizada nuevamente, pero la declararon muerta unas horas después.

Las autoridades investigan más allá del incidente del sorbete. “Abrimos una investigación para examinar las circunstancias alrededor de su muerte y desplegaremos un Equipo de Respuesta Rápida en Incidentes Críticos para revisar la interacción de la familia con el sistema de bienestar de Florida”, dijo Mike Carroll, secretario del Departamento de Familia y Niñez.

 

Deja tu Comentario