Compartir
Seguramente se sentían los padres más cool del mundo por llevar a su hijo a contemplar la naturaleza y a sus feroces criaturas. Nunca imaginaron que el peligro acechaba en el interior de su propio vehículo. Mientra la pareja contemplaba extasiada a un león y una leona pasando muy cerca de su auto, ocurrió el accidente menos pensado…
Salvaje, ¿no? La parte más difícil debe haber sido la de limpiar el enchastre. Por supuesto, cuando tenes leones a metros de distancia, salir del auto está descartado.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here