Compartir

La policía secuestró ayer un millón de dólares y un millón de pesos en un departamento de Néstor Otero, el concesionario de la terminal de ómnibus de Retiro, que está preso desde el miércoles por el presunto pago de sobornos a funcionarios del kirchnerismo para mantener sus millonarios negocios.

Otero, que se entregó a la Justicia, pidió entrevistarse con el juez federal Claudio Bonadío para pedir permanecer detenido en su casa, eventualmente controlado con una tobillera electrónica.

Personal policial y de la Prefectura halló el dinero en tres cajas fuertes que estaban en el departamento del empresario, en Puerto Madero, durante un allanamiento ordenado por el juez Bonadío.

Otero, que se entregó el martes en la sede policial de Figueroa Alcorta y Cavia, en el barrio porteño de Palermo, permanece detenido en el penal de Marcos Paz.

En las últimas horas, su defensa solicitó al juez la prisión domiciliaria, con el argumento de que la edad de Otero, 79 años, no le permite estar en una cárcel común.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here