Compartir

Lionel Messi fue una de las figuras en el triunfo de Barcelona 3-0 sobre River, correspondiente a la Final del Mundial de Clubes. La Pulga abrió el partido con un gol polémico que, evidentemente, desató la furia de algunos fanáticos del elenco argentino

Como consecuencia, cuando los futbolistas de Barcelona se disponían a acudir al control de inmigración del aeropuerto de Tokio, algunos hinchas de River lo interceptaron, lo insultaron y lo escupieron. El rosarino, lejos de quedarse tranquilo, reaccionó con un golpe.

Javier Mascherano y Luis Enrique fueron quienes debieron detener a Messi para que el incidente no pase a mayores. Luego, el candidato a Balón de Oro 2015 se marchó del lugar acompañado por Luis Suárez, riendo e intentando restarle importancia al hecho.

Bola Vip

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here