Compartir

¿Qué es la celulitis en su definición clínica? Es una enfermedad del tejido subcutáneo. Un trastorno que no siempre va asociado un exceso de peso, porque también se observa en personas delgadas. ¿Qué es la celulitis en su definición psicológica? Un enemigo acérrimo que afecta al 99% de las mujeres sin distinguir clase social, color, credo ni nada. Llega y lo hace para quedarse por siempre, sin representar un riesgo para la salud aunque sí es, tal vez, el mayor dolor estético, que puede modificar conductas y bajar la autoestima. La alimentación suele ser importante para, al menos, combatir el avance de este suplicio. Y acá te damos algunas cosas para comer y que son realmente buenas, tanto para la celulitis como para la salud física en general.

Ananá: gracias a sus propiedades diuréticas, es perfecta para acelerar la reparación de los tejidos, mejorar la digestión de las proteínas. Es beneficioso para reducir la celulitis debido a su alto contenido en bromelaína, que ayuda a eliminar las toxinas y los líquidos retenidos.

Cereales integrales: favorecen que las células se oxigenen y contribuyen a que aquellos materiales residuales que acaban en esas zonas críticas del cuerpo que tanto nos preocupan. Y reactivan el sistema digestivo, absorbiendo y eliminando toxinas.

Espinaca: rica en hierro, permite eliminar con rapidez la celulitis. Tiene fitonutrientes del beta-caroteno y la luteína.

Acelga: es una de las verduras con más folatos, sus hojas más verdes son las que están más vitaminadas. Los folatos son claves en la producción de glóbulos rojos y blancos y permiten una mejor circulación sanguínea.

Legumbres: ricas en fibra, permiten controlar la salud corporal y el colesterol.

Té verde: ayuda a acelerar el metabolismo, eliminar líquidos y favorecer el aumento de la adrenalina, encargada de quemar las grasas.

Banana: estimula la producción de hemoglobina en la sangre y evita los casos de anemia.

Berenjena: con gran poder desintoxicante, es diurética y favorece a eliminar toxinas. Además, mejora la circulación, clave para regular la tensión arterial.

Zanahoria: los betacarotenos que contiene elimina elementos antioxidantes. Y, como la espinaca, es rica en carotenos, unos compuestos que el hígado transforma en vitamina A.

Frutos secos: mejoran la digestión y la eliminación de los alimentos de forma eficaz. Fuente de ácidos grasos y fibras, permiten la circulación de la sangre de forma más rápida.

Obvio, nada de tabaco ni alimentos con grasas procesadas.

Tratamientos localizados

Cuando la celulitis llega, la desesperación también, por más que hagan el esfuerzo de comer sano. Hay tratamientos que atacan localmente el problema de la famosa piel de naranja. Y uno de los más populares es la ultracavitación, que consiste en la aplicación de ultrasonidos de alta potencia en zonas de adiposidad localizada y celulitis, su efectividad mejora al combinar con alguna técnica como mesoterapia, láser o radiofrecuencia. Otra terapia común es la vacuna orthomolecular anticelulítica, compuesta de lisados celulares, peptonas, antioxidantes, oligoelementos, agentes anticelulíticos y circulatorios. Tratan a la celulitis desde el interior del organismo potenciando el trabajo que la aparatología realiza desde la superficie.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here