Compartir

La Iglesia Católica y el Gobierno nacional, iniciaron formalmente las tratativas para renunciar al aporte económico del Estado.

Según confirmó la Conferencia Episcopal Argentina, la renuncia se hará de manera gradual y estará supeditada a la entrada en vigencia de un nuevo sistema de sostenimiento del culto católico.

Los obispos reciben una asignación mensual por parte del Estado que promedia los $40.000. Por otra parte, los párrocos de frontera y los seminaristas menores reciben una pequeña ayuda. Esto implica para el 2018, una erogación del Estado de alrededor de $130 millones, cerca del 7% del presupuesto de la Iglesia católica.

Este dinero es brindado en base a lo establecido por el artículo 2° de la Constitución y a un decreto de 1979. El dinero brindado de parte del Estado a la Iglesia Católica, quedó en el ojo de la tormenta durante el debate por la legalización del aborto, a lo que la Iglesia se opuso férreamente. Sobre todo, cuando en uno de sus habituales informes ante la Cámara de Diputados, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, reveló la cifra de esa contribución ante un pedido de la diputada Carla Carrizo, del Frente Renovador. Para los obispos aquello fue una maniobra distractiva del Gobierno, al igual que la habilitación del proyecto sobre el aborto.

El anuncio de las tratativas con el Gobierno fue hecho a través de un comunicado difundido durante la reunión de mitad de año de la cúpula del Episcopado que preside el obispo de san Isidro, Oscar Ojea, y que se realizó esta semana en Capital Federal. Según dice el texto, “Los obispos recibieron un informe de la comisión integrada por la Jefatura de Gabinete del Gobierno Nacional, la Secretaría de Culto de la Nación y la Conferencia Episcopal Argentina, que está analizando nuevas alternativas al actual sistema de sostenimiento del Culto”.

Además, el comunicado agrega: “Se acordó seguir profundizando dichas alternativas y estudiar propuestas, con el fin de ir resignando de manera gradual, las asignaciones que reciben los obispos de parte del Estado Nacional”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here