Compartir

El Santuario nació con la promesa de Flavio Zeballos, hoy su nieta cuenta la historia.

En el marco de la Fiesta Nacional del Sol 2018, Ruth, la nieta del arriero que comenzó con el Santuario, contó la conmovedora historia.

Un día…la tormenta sorprendió a Zeballos, en medio del camino a Chile, donde trasladaba su ganado, fue entonces cuando comenzó su devoción por Deolinda.

FUENTE:Diario Movil

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here