Compartir

Antes de ganar el Mundial 1986, Diego Maradona tuvo una especial invitación de Luis Miguel para un concierto suyo en Pachuca.

Según relató Guillermo Cóppola, con el ex futbolista llegaron tarde y se sentaron en la cuarta fila, donde pidieron 13 botellas de champán y bocadillos.

“Eran botellas de cristal rosado y tenía que pagar Luis Miguel, no íbamos a pagar nosotros”, detalló el ex representante del “10”.

Después del show, Maradona y Cóppola fueron a saludarlo a camarines y lo felicitaron, para luego retirarse y dejarle la cuenta a su cargo, que llegaba a los 6 mil dólares.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here