Compartir
Una empleada doméstica sufrió un intento de secuestro extorsivo. Se trata de Dolores Jofré, una mujer caucetera que recibió el llamado de un supuesto médico que le decía que su hijo había tenido un accidente y debían operarlo de urgencia.
Jofré, asustada por la situación, le pidió plata a su patrón quien le prestó unos 4 mil pesos para poder operar a su hijo y fue a llevarlos a la Calle 5 y Vidart, en Rawson, donde la supuesta secretaria del profesional la estaría esperando para recibirle el dinero.
Pero la suerte estuvo del lado de la empleada que justo antes de entregar el bolso con la plata, decidió llamar a su hijo que le atendió y le explicó que estaba todo bien.
Jofré radicó la denuncia en la Comisaría 24 y los efectivos montaron un operativo, siguiéndole el juego a los estafadores, para poder atraparlos.
Con la descripción que los mismos delincuentes entregaron a la víctima, la Policía pudo detener, en esa esquina, a Patricia Gómez y María Pérez,  las mujeres que estaban en el lugar para recibir los 4 mil pesos.

 

TIEMPO DE SAN JUAN

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here