Compartir

Masticar chicle sin azúcar a la mañana, durante una hora, es una muy buena estrategia para perder peso: calma el hambre y provoca una saciedad tal que te lleva a comer menos al mediodía. ¿Cuánto? Se estima que unas 70 calorías menos. Parece poco, aunque si lo llevás a una cuenta matemática mensual, el cálculo da 2100 en 30 días. Y sólo por masticar chicle….

Deja tu Comentario