Compartir

La tecnología está cada vez más extendida en la vida diaria de la gente y los usuarios comienzan a edades más tempranas a utilizar dispositivos tecnológicos. Según una investigación hecha en España por el III Estudio de Comparación Online hacia el Ahorro Inteligente, el uso de estos dispositivos no está igual de extendido entre todas las franjas de edad y existe una importante brecha generacional entre los millennials y los adultos educados antes del auge de las nuevas tecnologías (baby boomers).

Los datos obtenidos muestran que los jóvenes de entre 18 y 24 años son los que más horas utilizan el smartphone, más lo miran y, en consecuencia, más adicción presentan, frente a los adultos de entre 55 y 65 años. Concretamente, las personas nacidas después de 1990, consideradas nativas digitales, afirman utilizar el teléfono una media diaria de siete horas. Esta generación supera en casi cuatro horas a los nacidos entre 1951 y 1961, los que menos uso le dan al celular y cuyo consumo se sitúa en las tres horas. Además, comparado con otros estudios, es posible observar cómo el uso del móvil se ha mantenido en los usuarios de entre 55 y 65 años, pero ha aumentado en una hora y media en los más jóvenes.

¿Cuántas horas por día?

Los jóvenes, lógicamente, son mucho más adictos al teléfono móvil que los adultos. A pesar de que los jóvenes de hasta 24 años pasan casi el 30% del día enganchados a sus aparatos, tan sólo un 31,2% se considera adicto, dos puntos más que el año pasado. Esta generación es la más adicta y supera a la de 55 a 65 años en 21 puntos porcentuales (10,2%), la menos adicta. Además, la edad es inversamente proporcional al nivel de adicción, que disminuye a medida que va a aumentando la edad de los usuarios. En todo caso, en ambos grupos de edad existe una amplia mayoría que afirma no poder vivir sin el teléfono: el 80,7% de los consumidores de entre 18 y 24 años no podría vivir sin su móvil, frente al 65% de los de entre 55 y 65 años.

Este aumento de la adicción es consecuencia de las mayores prestaciones que ofrecen los smartphones. Cada vez más los usuarios recurren a ellos para conectarse a internet, aunque, de nuevo, se observa la brecha generacional: uno de cada cuatro usuarios de entre 55 y 65 años afirma que el celular es el dispositivo que más utiliza para conectarse a la red, frente al 72% de los jóvenes millennials. Es más, sólo uno de cada tres adultos aprovecha todas las funcionalidades que ofrece su dispositivo móvil (juegos, películas, música, etc), frente al 56% de los jóvenes. Otro punto que presenta una importante diferencia generacional es la frecuencia de uso. En este ítem se puede observar que el 54,1% de los jóvenes hasta 24 años afirma que mira el teléfono más de 10 veces por hora (de mínima, echarle una mirada al celular una vez cada seis minutos, un porcentaje altísimo) y casi 42 puntos más que los adultos de más de 55 años: apenas un 12,4% ve el móvil tan seguido.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here