Compartir

Armani y Pavón, en la conferencia de prensa que ofrecieron este viernes: River y Boca en la selección

Después de 24 años, Boca y River vuelven a estar juntos en la lista para una Copa del Mundo. El detalle se advirtió en la nómina de 23 futbolistas que Jorge Sampaoli entregó para el Mundial Rusia 2018 . Así, dos de los debutantes en esta cita, Cristian Pavón y Franco Armani , fueron los elegidos para representar a los dos equipos más poderosos de la Argentina. La última vez que se dio esta particularidad fue para la Copa del Mundo de los Estados Unidos 1994.

Los hombres de River y Boca que eligió Alfio Basile para el Mundial del 94 fueron: Sergio Goycochea, Hernán Díaz y Ariel Ortega, para los millonarios, mientras que de los xeneizes fue convocado el volante central Alejandro Mancuso. De los cuatro mencionados, apenas dos tuvieron minutos durante esa Copa del Mundo: Ortega jugó tres partidos, mientras que Hernán Díaz estuvo en dos. El tiempo, ahora, es para Armani y Pavón.

El guardavallas de River vivió ayer una jornada muy especial: compartió por primera vez en su vida un entrenamiento con Lionel Messi. Y el arquero, en una conferencia de prensa en el predio de Ezeiza, contó la primera anécdota con el crack rosarino: “Creo que en las prácticas me hizo todos los goles. Tiene un don especial y es un privilegio compartir un ensayo con Leo. Es un crack, la forma con la que define, la sensibilidad en su pie. Es asombroso”, dijo.

Pavón, en tanto, reveló qué le pide el entrenador y cuál es el sector de la cancha en el que se siente más a gusto. “Desde que arranqué como profesional, siempre jugué por izquierda. Si bien lo hice (por derecha) en Talleres, Colón y Boca, me siento mucho más cómodo por izquierda, porque me gusta enganchar y pegarle al arco”, aseguró.

En poco tiempo se me cumplieron muchos deseos. Primero, venir a River. Y después llegar al seleccionado. Era algo que me había planteado. A partir de ahora quiero aportar desde mi rol. El objetivo es pelear el Mundial”.

“Todo esto fue un proceso de muchos años. Si bien ahora la gente me está conociendo más por la exposición que me brinda River, atrás tengo muchos años de trabajo y en el último tiempo en Atlético Nacional las cosas me salieron muy bien. Después, admito que fue una decisión acertada venir a este país, pero me costó dejar atrás a mi equipo en Colombia”.

“Desde que hablé con Sampaoli, previo a la convocatoria, me puse en la cabeza el objetivo de trabajar más duro y mejorar varios aspectos de mi juego”.

“Es un orgullo formar parte de la selección. Todos me recibieron de la mejor manera, con humildad y con hambre para conseguir el Mundial”.

“No tuve la oportunidad de charlar con Romero, pero fue un momento de dolor. Era un gran referente y el arquero titular en los últimos Mundiales. Si me pongo en el lugar de él, a tan pocos días de viajar a Rusia, es duro. Lo mejor en estos casos es mandarle fuerzas y una pronta recuperación. Encontré un grupo unido aunque dolido por lo que sucedió con Sergio. Fue un momento difícil”.

“Me integré con el grupo, hice trabajos de campo y trabajos de definición. Se nota la calidad de los futbolistas, a la hora de definir, siempre intentan hacer cosas diferentes: buscan mucho los palos, los ángulos, te exigen. Eso me sirve para aprender y sumar nuevas experiencias. Es un gran orgullo y lo disfruto al máximo”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here