Compartir

El dueño de casa y su familia se ausentaron por un rato y delincuentes ingresaron a la vivienda y les sustrajeron dinero, ropa y alhajas.

A una familia de apellido Castro le tocó vivir en carne propia la inseguridad. Es que este fin de semana fue víctima de un robo en su casa, de aquellos conocidos como “escruche”.

Los moradores salieron el sábado en la tarde y al regresar a su hogar se toparon con el desorden típico que suelen dejar los delincuentes.

Ayer, Castro dialogó con Diario El Zonda, y aún sentía una gran impotencia y bronca por lo sucedido.

El damnificado comentó que en su casa del barrio Huarpe, en Caucete no había nadie. El hijo de 14 años fue quien llegó primero a la vivienda que posee dos plantas y al ingresar a la cocina vio que una ventana estaba abierta y le llamó a sus padres para avisarles del olvido.

“Estaba diciéndonos eso y cortó porque escuchó ruidos en la planta alta donde están los tres dormitorios. Al salir afuera, alcanzó a ver a dos mujeres que escapaban por las paredes y los techos de los vecinos”, relató Castro.

El caucetero señaló que: “las ladronas nos llevaron 6.000 pesos que era parte de los sueldos de mi señora y mío, toda la ropa de ella y alhajas de distinto tipo. En total diría que todo lo que se llevaron ronda los 15.000 pesos”. El hecho ocurrió alrededor de las 18.30 del sábado.

Castro contó que al parecer las delincuentes tuvieron planeado llevarse una notebook y dos televisores que ya estaban desconectados. “Pero como llegó mi hijo, cambiaron de idea y tuvieron que escapar por otro lado”, explicó.

El damnificado llamó a la Línea de emergencia 911 y a los 25 minutos una patrulla policial se acercó para conocer los detalles.

“Nos revolvieron todo los placares y muebles y arrasaron con toda la ropa de mi señora y la plata que teníamos. Vivimos trabajando para que en un rato nos lleven todo”, se lamentó Castro.

Fuente: Diario el Zonda

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here