Compartir

El único acusado en el asesinato de Juan Ramón ‘Chupe’ Reynoso (25) ocurrido el viernes al mediodía en Caucete, se entregó ayer a la Policía. Fue su hermana la encargada de avisar dónde estaba Alejandro Ezequiel ‘Gary’ Sánchez (27), quien al momento en que lo detuvieron reconoció que estuvo con su amigo (el ahora fallecido), pero afirmó que no le disparó, según fuentes del caso.

Los policías de la Seccional 9na fueron a buscar a Sánchez a la esquina de las calles Juan José Bustos y Colón, donde los esperaba ayer a las 14.30. Tenía miedo. Sucede que, tras el crimen, desconocidos saquearon y prendieron fuego su rancho en el asentamiento situado frente al Bº Industrial.

El día viernes, Sánchez junto a Reynoso y otros dos jóvenes bebían en la puerta de una casa de Las Talas, Caucete. Los testigos habrían dicho a la Policía que, en esos momentos, Sánchez sacó un revólver y propuso jugar a la ruleta rusa por dinero, pero ninguno aceptó. Y que siguió manipulando el arma hasta que apuntó a la cabeza de Reynoso y, sin querer o a propósito, le dio ese tiro mortal en la sien izquierda. Después de eso fugó.

Fuente :Diario de Cuyo

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here