Compartir
Un albañil sin trabajo se disparó, luego de no poder pagar los servicios. Había adelantado la decisión a su hermano
El albañil  Alberto Luis Guerra, de 30 años, se suicidó después de no poder pagar los aumentos del gas y la luz en Necochea. Hacía varios meses que no conseguía un trabajo bien remunerado. Entre los dos servicios le habían llegado tres mil pesos.
El hombre le había adelantado su decisión a su hermano. El sábado salió de su casa para encontrarse con su familiar, pero nunca llegó a destino. La policía lo buscó por medio de rastrillajes y lo encontró en 531 y la orilla del río, en Quequén, a siete cuadras de su casa.
El cuerpo presentaba un orificio de bala en su cabeza, producto de un disparo en su sien que se efectuó con un arma de fuego hallada a sus pocos metros.
“Me voy a matar, ya me es imposible vivir así”, fue lo que le había dicho a su hermano.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here