Compartir

Será el 27 de julio y durará 1 hora y 43 minutos.

La luna de sangre de julio de 2018 y el eclipse lunar serán más duraderos que cualquier otro evento de este tipo entre los años 2001 y 2100.

La luna estuvo muy cerca de alcanzar ese máximo de eclipse que tendremos la noche del 27  el pasado 16 de julio de 2000.

Ese día el eclipse duró 1 hora y 46,4 minutos.

En España, el eclipse lunar comenzará a las 17:14 p.m y finalizará a las 23:28 p.m.

El momento álgido del eclipse será a las 20:21 p.m.

De principio a fin, la luna tardará casi cuatro horas en cruzar la sombra de la Tierra”.

Un eclipse lunar ocurre cuando el Sol, la Tierra y la Luna están alineados directamente, y la órbita de la Luna lo lleva directamente a la sombra de la Tierra.

Durante el eclipse, cuando la luna pasa a través de la sombra proyectada por la Tierra lo que conocemos como umbra, esta adquirirá un color rojo intenso o anaranjado en lugar de desaparecer por completo de la vista.

Este extraño efecto conocido como dispersión de Rayleigh filtra las bandas de luz verde y violeta en la atmósfera durante un eclipse.

También te puede interesar: Nunca antes vista: fotografían a Ícaro, la estrella supergigante que está “más allá” del Universo

La dispersión de Rayleigh también es responsable del color del cielo, de los atardeceres anaranjados e incluso del color de los ojos azules.

Una vez que termine el eclipse, la luna será visible nuevamente en toda su gloria.

¿Por qué el eclipse lunar es tan largo?

Este año la luna llena y el apogeo lunar caen exactamente en la misma fecha del 27 de julio.

El apogeo lunar es el punto orbital más lejano de la Luna desde la Tierra.

Eso es lo que hace que parezca particularmente pequeña y distante.

Será la luna llena más pequeña y más lejana del año.

Esto significa que la Luna tardará más tiempo en atravesar la sombra oscura de la Tierra.

Esto hará que el eclipse dure más tiempo.

Días después del eclipse de Luna, Marte pasará por la Tierra en su punto más cercano a nosotros desde 2003.

El 31 de julio, el planeta rojo estará a solo 57,6 millones de km de distancia de la Tierra.

En el Hemisferio Oriental podrán ver fácilmente tanto a Marte como a luna de sangre.

El eclipse, será visible desde casi toda Europa, África, Oriente Medio y países de Asia central.

Al contrario de lo que ocurre con los eclipses solares, los eclipses lunares pueden observarse sin protección.

Por lo tanto el uso de telescopios o prismáticos solo se recomiendan para aquellos que deseen observar con más cercanía y detalle el evento.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here