Compartir
Un niño de cuatro años y su madre, de 21, murieron al producirse el derrumbe de un galpón que afectó a otras tres viviendas, entre ellas las que se encontraban las víctimas, en la localidad mendocina de Guaymallén.
El trágico episodio ocurrió cerca de las 13:30 cuando se desmoronó parte de un tinglado de un galpón abandonado sobre la calle Bandera de los Andes, cerca de la intersección con Las Heras, en el que unos años atrás había funcionado una empacadora de frutas.
En un primer momento fue encontrado muerto el niño Luciano Quevedo y en la misma vivienda, alrededor de las 22:30, también fue hallada fallecida su madre, Karem Quevedo, que tenía 21 años y estudiaba para martillero público, luego de que los bomberos removieran escombro durante varias horas con perros adiestrados y sondas, de acuerdo con la información difundida por Diario Uno.
El derrumbe ocasionó que también fueran destruidos varios automotores que eran estacionados en el lugar.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here