Compartir

Un estudio defiende el rol de la dieta mediterránea para aumentar en un 60% las posibilidades
Una nueva investigación ha encontrado que las mujeres menores de 35 años que siguen una dieta mediterránea en los seis meses previos al tratamiento de reproducción asistida tienen una posibilidad significativamente mayor de quedarse embarazadas y dar a luz a un bebé vivo que las mujeres que no llevaban ese régimen de alimentación. Los investigadores preguntaron a las mujeres sobre su dieta antes de someterse al tratamiento de fertilización in vitro (FIV) y encontraron que aquellas que comían más vegetales frescos, frutas, granos integrales, legumbres, pescado y aceite de oliva, y menos carne roja, registraban un 65-68% más de probabilidades de lograr un embarazo y un nacimiento exitosos en comparación con las mujeres con la menor adherencia a la dieta de estilo mediterráneo.

El estudio, que se público el martes en Human Reproduction, se centró en los patrones de la dieta en lugar de nutrientes individuales, alimentos o grupos de alimentos. Evaluó la dieta de 244 mujeres a través de un cuestionario de frecuencia de alimentos cuando se inscribieron en una Unidad de Concepción Asistida en Atenas, Grecia, para su primer tratamiento de FIV.

EL EFECTO SE DEMUESTRA SÓLO EN MENORES DE 35, YA QUE LUEGO INTERFIEREN MÁS FACTORES AÑADIDOS

En general, 229 mujeres (93,9 por ciento) tuvieron al menos un embrión transferido a sus úteros; 138 (56 por ciento) tuvieron una implantación exitosa; 104 (42,6%) lograron un embarazo clínico (uno que puede ser confirmado por ultrasonido); y 99 (40,5%) dieron a luz a un bebé vivo.

El mensaje importante de nuestro estudio es que las mujeres que se someten a procesos de fertilidad deben seguir una dieta saludable, como la dieta mediterránea, porque una mayor adherencia a este patrón alimentario saludable puede ayudar a incrementar las probabilidades de un embarazo exitoso y dar a luz a un bebé vivo”, afirma el profesor Yiannakouris.

Los investigadores no encontraron ninguna asociación entre la dieta y las posibilidades de embarazos exitosos y nacidos vivos entre las mujeres de 35 años o o más.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here