Compartir

El hombre de 27 años le confesó esto a su compañero de celda: dijo que estaba bajo los efectos de las metanfetaminas.

Patricio Medina, un hombre de 27 años de edad residente de Texas, Estados Unidos, fue condenado a 244 años de prisión por haber violado a su hija recién nacida, que tenía solo 38 días de vida.

El hombre se encontraba en la cárcel cuando le confesó a un compañero de celda que había asaltado sexualmente a su hija en el año 2014, y expresó que estaba bajo los efectos de metanfetaminas, según informó el diario Waco Tribune-Herald.

Esta persona brindó su testimonio en el juicio de dos días que comenzó el pasado martes y que terminó este jueves con el veredicto de tres sentencias de 80 años en prisión para Medina.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here