Inicio Mundo Asesinó a sus dos hijitos con un arpón en el pecho

Asesinó a sus dos hijitos con un arpón en el pecho

6 min leidos
0
0
321

Eran las 7:27 de la mañana del lunes 9 de agosto. La llamada que recibió la policía de Baja California al 911 fue shockeante. Un trabajador agrícola había encontrado los cuerpos de dos bebés en pañales que habían sido apuñalados con saña. Estaban en una zanja cerca del rancho El Descanso, en el kilómetro 55.4 de la ruta entre Tijuana y Ensenada, en México. La confirmación del fiscal de Baja California, Hiram Sánchez Zamora, sumó más horror a un caso ya de por sí tremendo. El propio padre de los pequeños, dueño de una escuela de surf en California, los mató con un arpón porque creía que se convertirían en monstruos.

Matthew Taylor Coleman, de 40 años y residente de Santa Bárbara, enfrenta un cargo federal de asesinato de ciudadanos estadounidenses en el extranjero, informó la fiscalía en un comunicado. Hasta ahora, se desconoce si el acusado cuenta con un abogado que haga declaraciones a su nombre. El hombre le confesó al FBI que llevó a su hijo de 2 años y a su hija de 10 meses a Rosarito, México, donde les disparó en el pecho con una “pistola arpón para pesca’’, se afirma en la declaración jurada presentada por un agente del FBI con la denuncia penal.

¿Qué lo llevó a cometer un hecho tan aberrante? Coleman les dijo a los agentes que había matado a sus hijos disparándoles con una lanza en el pecho, y explicó que había sido “iluminado por QAnon y las teorías de conspiración Illuminati” y “creía que estaba salvando al mundo de los monstruos”, informó The San Diego Union Tribune. También de acuerdo a la declaración jurada, el hombre afirmó que estaba “recibiendo visiones y señales que revelaban que su esposa poseía ADN de serpiente y lo había transmitido a sus hijos”.

QAnon abarca una amplia gama de teorías de la conspiración. Entre otras cosas, sus seguidores creen que el expresidente Donald Trump está luchando contra un estado profundo de caníbales adoradores de Satanás -que incluye celebridades y reconocidos demócratas- que operan una red de tráfico sexual de niños, indica el periódico.

Matthew Coleman y los niños se registraron el sábado en un hotel de Rosarito. Según las imágenes captadas por las cámaras de seguridad, se los vio saliendo del lugar el lunes antes del amanecer, informaron las autoridades mexicanas. El hombre volvió solo horas más tarde y después registró su salida del hotel. Ya los había matado.

La esposa de Coleman reportó a la policía que su marido se había ido con los niños. Dijo que no sabía a dónde se dirigían y que él no había respondido a sus mensajes. La mujer declaró que no creía que los niños corrieran peligro, que no había tenido ningún problema con Coleman. Una app para localizar iPhones ubicó el teléfono de Coleman en Rosarito y fue rastreado hasta una zona cercana al puerto de entrada de San Ysidro, en San Diego. Finalmente, fue detenido en el punto de revisión fronterizo. Allí, durante su entrevista con un agente del FBI admitió haber cometido el crimen.

 

cargar mas artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Domingo con sismo en la madrudaga

    Los datos los proporciona el INPRES indicando que durante la madrugada de es…