Inicio Economia Cepo: cuáles son las opciones para comprar dólares tras las últimas restricciones

Cepo: cuáles son las opciones para comprar dólares tras las últimas restricciones

12 min leidos
0
0
70

Las nuevas restricciones sobre los dólares financieros limitaron las operaciones; cuáles son llos límites y qué alternativas hay

El cepo cambiario deja cada vez menos caminos posibles para dolarizarse. Con las nuevas restricciones sobre los dólares financieros, la incógnita que se abre es qué opciones existen hoy en el mercado para hacerse de la moneda.

“El objetivo del Gobierno es ir acotando caminos para comprar dólares y que la gente ahorre en pesos. Para que eso pase, hay dos opciones: o que la gente tenga ganas de ahorrar en pesos porque cree que es una herramienta atractiva; o que ahorre en pesos porque está prohibido ahorrar en dólares. El camino del Gobierno, en general, va por el segundo”, sostuvo Matías Rajnerman, economista jefe de la consultora Ecolatina.

Dólar “solidario” para unos pocos

En primer lugar, el dólar “solidario”. A pesar de tener un 30% de recargo por el impuesto PAIS y del 35% a cuenta de Ganancias -ambos gravámenes se establecieron durante el gobierno de Alberto Fernández-, actualmente es una de las cotizaciones más económicas del mercado. Este martes se vende a $169,22, según el relevamiento diario que realiza el Banco Central.

Sin embargo, esta opción es también una de las más restringidas. Por un lado, la compra se limita a US$200 mensuales y se descuentan del cupo las compras realizadas con tarjeta en moneda extranjera (como Netflix o Spotify). Por el otro, gran parte de la población argentina está vedada del Mercado Único y Libre de Cambios, entre ellos cotitulares de cuentas bancarias, personas sin ingresos declarados o “consistentes”, quienes refinanciaron algún saldo de tarjeta de créditos a 12 meses, entre otros.

También le restringe el acceso a los beneficiarios de un plan o programa de Anses -como la Asignación Universal por Hijo o por Embarazo-, a los trabajadores en relación de dependencia que recibieron parte de su salario a través del Programa de Asistencia al Trabajo y la Producción (ATP) o REPRO, quienes ya utilizaron el cupo de US$200 a través de compras con tarjeta, monotributistas que solicitaron créditos a tasa cero, quienes adquirieron dólar Bolsa en los 90 días anteriores, titulares de créditos UVA que accedieron al congelamiento de cuotas en pandemia y dueños de pymes que recibieron créditos al 24%.

Los dólares financieros todavía no se extinguieron

El jueves pasado el Banco Central anunció nuevas restricciones sobre los dólares financieros. Tanto para comprar dólar MEP como contado con liquidación (CCL), las operatorias que se realizan en el mercado de valores deben pasar por las cuentas bancarias de los clientes y no de terceros. Esto dejó fuera de la ecuación a las sociedades de bolsa.

“Las nuevas restricciones limitan el rulo. Pero el ahorrista aún puede acceder al mercado con pesos y retirarse en dólares operando bonos que cotizan en ambas monedas. Desde su cuenta bancaria puede transferir pesos a su sociedad de bolsa, hacer la operatoria en bonos con pesos, venderlos en dólares y pasarlos a su cuenta bancaria en dólares sin mayores problemas”, remarcó el analista técnico de mercado financieros Gonzalo Pereyra Saez.

Un mes atrás, en el feriado del 9 de julio, el BCRA ya había restringido más la compra del CCL. En esa ocasión se limitó la cantidad de bonos que se pueden comprar a 50.000 nominales a la semana (unos US$35.000, aproximadamente). “Estas restricciones afectan, pero no impactan sobre el público en general”, acotó Rajnerman.

Debido al súper-cepo del Central, hoy las cotizaciones de los dólares financieros están divididas. En pantallas, el MEP se vende a $169,45, mientras que el contado con liquidación (CCL) se comercializa a $165,31. Aunque el CCL “libre” alcanza los $175,25.

“El CCL oficial es el que se hace con bonos, que tenés un limitante. Después, la otra opción es el contado con liquidación libre, que se hace a través de acciones. Ese, en los próximos días, va a volar. Cuanto más achicas el mercado, más cara te va a salir la salida”, señaló el analista financiero Christian Buteler.

Dólar cripto

Con la popularidad que cobraron las criptomonedas en el último tiempo, también se abrió la posibilidad de dolarizarse a través de monedas digitales. Esta opción no tiene restricciones y es una manera legal de acceder a la moneda dura.

En el mercado existen “stablecoins” (monedas estables), activos que buscan reducir la volatilidad conocida de las criptomonedas. En este caso la cotización está atada a otro valor externo, como el dólar o el euro. En plataformas como Binance, se comercializa entre los $180 y $185.

“Estas son criptomonedas con paridad 1 a 1 con el dólar y pueden operarse desde cualquier exchange. La más popular es Tether (USDT) que mantiene una relación 1 a 1 con el dólar y es la más operada. El ahorrista puede adquirir esta criptomoneda desde cualquier exchange por medio del método P2P, transfiriendo pesos desde su cuenta y recibiendo USDT en su billetera virtual”, explicó Pereyra Saez.

Más presiones sobre el blue

“Cuando ponés un cepo, los dólares alternativos empiezan a florecer por la imposibilidad de acceder a los dólares oficiales. No creo que la gente prefiera ir a una panadería a comprar blue, pero no le queda otra alternativa. Entonces, el dólar blue se termina convirtiendo en el de más fácil acceso”, indicó Buteler.

Contrario a lo que suele decirse, para el economista el mercado del tipo de cambio paralelo no es chico sino que está diseminado. No se operan grandes cantidades como sucede en los dólares financieros, pero el blue “tiene muchas manos y hasta un kiosco te vende”.

Los analistas coinciden en que el cepo cambiario alienta la demanda del blue. Las últimas restricciones no impactaron directamente, pero el mercado de todas formas reacciona al alza porque se entiende que “es uno de los pocos mercados libres que quedan”. Este martes se vende a $183, un peso más que el viernes y $4,50 más que el jueves, antes del endurecimiento del cepo.

“La consecuencia de estas restricciones son la brecha, porque el ahorro en dólares no se reduce por las buenas sino que por las malas. La brecha trae ineficiencias y trae costos en materia de inversión e inflación. Hay grandes distorsiones porque hay un solo bien, que es el dólar, que tiene múltiples precios. Eso castiga a las inversiones porque no se puede girar utilidades y se vuelve menos atractiva la economía argentina para invertir”, cerró Rajnerman.

FUENTE: La Nacion

cargar mas artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

CHICOS Y CHICAS YA SE INSCRIBEN PARA LAS COLONIAS

  Con gran convocatoria en las sedes de Villa Independencia, Las Talas y el Rincón, a…