Inicio Salud Definen 4 tipos de obesidad y los tratamientos son exitosos: ¿Sirven para sobrepeso?

Definen 4 tipos de obesidad y los tratamientos son exitosos: ¿Sirven para sobrepeso?

5 min leidos
0
0
41

 

Ante la variedad de alternativas y las alarmantes estadísticas, un médico se propuso abordar a la obesidad “de una forma distinta”, es decir desde la raíz del problema.

Según la última Encuesta Nacional de Factores de Riesgo (ENFR) en la Argentina 7 de cada 10 personas tienen sobrepeso, y 3 de cada 10, obesidad. Como en muchos países de Latinoamérica, representa un alarmante 30% de la población y sigue en pleno ascenso por los malos hábitos de la sociedad actual.

Andrés Acosta, gastroenterólogo y líder del Laboratorio de Medicina de Precisión para la Obesidad de la Clínica Mayo (Estados Unidos) realizó un estudio para delimitar los diferentes tipos de obesidad y poder tratar cada caso de manera personalizada.

Recordó que este padecimiento conduce a enfermedades cardíacas, accidentes cerebrovasculares, diabetes tipo 2, cáncer y muerte prematura. Pero saberlo no es suficiente, y a la hora de tomar acción para revertirlo, muy pocos tienen resultados sostenidos y permanentes.

“Existe mucha desinformación sobre lo que se puede hacer para bajar de peso”, hay infinidad de dietas pero “sólo el 1% tiene éxito”, también hay ejercicios, 5 medicamentos aprobados por el gobierno de los Estados Unidos, además de dispositivos endoscópicos y cirugías.

Ante esta variedad de alternativas y unas alarmantes estadísticas, el médico se propuso abordar a la obesidad “de una forma distinta”, es decir desde la raíz del problema.

Según una investigación iniciada en 2015 sobre la que sigue trabajando, hay 4 fenotipos de obesidad:
1-Cerebro hambriento: se trata del tipo de obesidad que presentan personas que, a pesar de comer, no sienten saciedad, por lo que continúan comiendo.

2-Hambre emocional: en este caso, se come para poder apaciguar sentimientos indeseados, siendo lo más común ingerir alimentos como consecuencia del estrés.

3-Intestino hambriento: hay saciedad luego de comer, pero al rato se tiene nuevamente hambre. “El intestino no se comunica con el cerebro para indicarle que se siente satisfecho como para digerir lo ingerido”, indica Acosta.

4-Combustión lenta: es una disminución de la tasa metabólica, por lo que se queman menos calorías.

Para probar esta teoría, se investigó a 450 pacientes de los cuales el 85% encajó en un fenotipo. El 79% del grupo que comenzó a tratar la obesidad según su fenotipo, perdió más del 10% de su peso en sólo un año.

Y sólo el 34% de los pacientes con tratamiento no guiado por fenotipo, bajó de peso. Por otra parte, un 27% de los pacientes analizados no pudo ser catalogado con un solo tipo de obesidad.

Aunque Acosta no aclaró si los fenotipos también puede aplicarse a personas con sobrepeso, consideró que podría ser “una solución” ya que “las medicinas y los tratamientos actuales no funcionan para todos”

cargar mas artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

CHICOS Y CHICAS YA SE INSCRIBEN PARA LAS COLONIAS

  Con gran convocatoria en las sedes de Villa Independencia, Las Talas y el Rincón, a…