Inicio Nacional Fallo histórico: absolvieron a una mujer que mató a su golpeador

Fallo histórico: absolvieron a una mujer que mató a su golpeador

6 min leidos
0
0
341

En un fallo histórico, un tribunal de Río Cuarto absolvió a una mujer por el homicidio de su pareja al declararla víctima de violencia de género. Se trata de Valeria Olmedo, una joven de 26 años que en agosto pasado quedó detenida por matar a su esposo de una puñalada en plena vía pública de la localidad de Alejo Ledesma, a unos 330 kilómetros al sudeste de la ciudad de Córdoba, tras advertir que iba a sufrir una golpiza.

Olmedo, madre de tres niñas, de 4, 7 y 9 años, había sido acusada de homicidio calificado por el vínculo y mediando circunstancias extraordinarias de atenuación, por lo podía recibir una condena de entre 8 y 25 años de prisión. Pero el tribunal, integrado por los jueces técnicos Virginia Emma, Natacha García y José Varela Geuna, y por los jurados populares, consideró que la acusada era víctima de violencia de género ya que que desde los 12 años venía sufriendo el permanente hostigamiento psíquico y físico de su pareja Julio César Pereyra.

A los 12 años, Valeria Olmedo se fue a vivir con Pereyra, que en ese momento tenía 27. Aunque ella contó a los jueces que no lo veía como hombre sino como una figura paterna, convivían bajo el mismo techo. Desde el inicio de la relación, Pereyra la sometió a golpizas que fueron dejando cicatrices en el cuerpo de la joven. Junto con las marcas físicas se fueron acumulando el sufrimiento y el rencor hacia el hombre.

El día del crimen, la madrugada del 12 de agosto de 2018, Olmedo llegó en su bicicleta hasta la vivienda de Alejo Ledesma donde “El negro Julio” -como le llamaban familiarmente- celebraba su cumpleaños. Lo encontró inclinado sobre un plato de cocaína y esa visión inició una discusión que se desmadró. Ella le reprochaba a los gritos que se estuviese drogando y le pedía que pensara en sus hijas. “Me dijo ‘a esto lo arreglamos en casa’, y yo sabía lo que eso quería decir”, evocó la mujer, ahogada en llanto. Al sentirse amenazada de muerte, la mujer tomó un cuchillo tramontina que había en la mesa y le aplicó un puntazo letal en el pecho.

En su alegato, el fiscal de Cámara Julio Rivero descartó la figura penal por la que Olmedo llegó acusada y propuso que el hecho se encuadrara como una legítima defensa tras conocerse la cantidad de episodios de violencia de género de los que había sido víctima durante casi 15 años.

“Cuando entré a este juicio pensé que iba a tener que convencerlos -les dijo Rivero a los ciudadanos comunes que integraban el tribunal. Pero si así lo hiciera los estaría menospreciando. En lugar de eso creo que debería ayudar a que lleguen a la mejor decisión posible. Y esa decisión es la que a ustedes les traiga más alivio”, los interpeló el funcionario.

A su alegato, le siguió el de la abogada querellante Pilar Roure, que representó a la madre de Julio César Pereyra.

La letrada reconoció lo difícil que le resultaba sostener una acusación contra Olmedo, luego de escuchar los testimonios que confirmaron la violencia de género que ella sufrió. “Me es más difícil aún siendo mujer, y habiendo asesorado a grupos de víctimas de violencia de género. Pero me siento en el deber de velar por los intereses de una madre que perdió a su hijo, por eso voy a pedir una condena de 8 años de cárcel”, manifestó.

cargar mas artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Horóscopo Chino de Hoy 17/04/2021

BUEY hoy 17/04/2021 Comenzarás a sentir que una vida tan exigida a nivel laboral no v…