Inicio Animal Los efectos secundarios no conocidos de tener un perro, según la ciencia

Los efectos secundarios no conocidos de tener un perro, según la ciencia

13 min leidos
0
0
372

Tu cachorro no es solo tu mejor amigo. Te ayudará a vivir una vida más larga y saludable, dicen los estudios

Es simplemente un hecho que nuestros amigos peludos favoritos nos aman. Por ejemplo, una investigación reciente publicada en la revista científica PLOS One encontró que los perros sin entrenamiento previo de rescate sabían instintivamente salvar a sus dueños en una emergencia simulada. Cuando los dueños participantes fueron “encerrados” en una caja y se les indicó que gritaran “¡ayuda!”, un tercio de los perros no solo corrió para ayudar, sino que también descubrió cómo abrir la caja y rescatar a su dueño. “La mayoría de los perros correría hacia un edificio en llamas solo porque no pueden soportar estar separados de sus dueños. ¿Qué tan dulce es eso? Y si saben que estás en peligro, bueno, eso solo sube la apuesta”, dice el coautor del estudio Joshua Van Bourg de la Universidad Estatal de Arizona.

¿De dónde viene toda esta bondad canina? Resulta que está en su sangre. Un estudio publicado hace unos años por la Universidad Estatal de Oregon informa que está literalmente en los genes de los perros anhelar interacciones sociales con los humanos. Pero tener un perro conlleva muchos más beneficios que la lealtad, la protección y la compañía cuando sales a pasear por la mañana. De hecho, el acto de tener un perro puede afectar su vida y su cuerpo de varias formas sorprendentes.

Tener un perro puede alargar su vida

Un metaanálisis adicional de más de 3.8 millones de personas concluyó que los dueños de perros tenían un 24% menos de riesgo de mortalidad por todas las causas que los no dueños de perros, y tenían un 65% menos de probabilidades de sufrir un ataque cardíaco (Getty Images)

Sin duda, traer un nuevo cachorro a casa puede enriquecer nuestras vidas, pero hay algunas investigaciones importantes que sugieren que los perros también pueden prolongar nuestras vidas. Una investigación realizada en Suecia y publicada en la revista científica Scientific Reports encontró que los dueños de perros tenían un menor riesgo de muerte debido a problemas cardiovasculares o todas las causas durante un período de seguimiento de 12 años. Curiosamente, este efecto protector canino parece ser especialmente pronunciado entre las personas que viven solas.

“Los resultados mostraron que los dueños de perros solteros tenían una reducción del 33% en el riesgo de muerte y una reducción del 11% en el riesgo de infarto de miocardio durante el seguimiento en comparación con los que no eran dueños”, explica el coautor del estudio Mwenya Mubanga de la Universidad de Uppsala. “Otro hallazgo interesante fue que los dueños de perros de grupos raciales originalmente criados para la caza estaban más protegidos”.

A partir de ese trabajo, un metaanálisis adicional de más de 3.8 millones de personas concluyó que los dueños de perros tenían un 24% menos de riesgo de mortalidad por todas las causas que los no dueños de perros, y tenían un 65% menos de probabilidades de sufrir un ataque cardíaco.

Tener un perro te ayuda a dormir

Un estudio elaborado por la Clínica Mayo dice que dejar que tu perro duerma en tu dormitorio en realidad puede mejorar la eficiencia del sueño (Getty Images)

El sueño es cada vez más difícil de alcanzar en estos días para muchos de nosotros. Y aunque muchos dueños de perros te dirán que es una mala idea dejar que tu perro entre en el dormitorio, un estudio elaborado por la Clínica Mayo dice que dejar que tu perro duerma en tu dormitorio en realidad puede mejorar la eficiencia del sueño. Solo hay una advertencia: no debes dejar que se suba a la cama.

“La mayoría de la gente asume que tener mascotas en el dormitorio es una interrupción”, dice la autora del estudio Lois Krahn, especialista en medicina del sueño en el Centro de Medicina del Sueño en el campus de Mayo Clinic en Arizona. “Descubrimos que muchas personas realmente encuentran comodidad y una sensación de seguridad al dormir con sus mascotas”.

Tener un perro te hará más activo

Los perros, a diferencia de muchos humanos, no están felices de pasar todo el día holgazaneando (REUTERS)

Ya sea que disfrutes o no de las caminatas largas, si tienes un perro, tendrás que hacer un trabajo de pies serio para mantener a tu cachorro físicamente contento. Los perros, a diferencia de muchos humanos, no están felices de pasar todo el día holgazaneando. Nuestros amigos caninos pueden anhelar nuestra atención, pero también anhelan hacer ejercicio.

¿Cuánto ejercicio diario es ideal? La respuesta depende en gran medida de la raza y la edad de su perro. Por ejemplo, la organización benéfica veterinaria del Reino Unido PDSA nos dice que un chihuahua adulto probablemente estará contento con unos 30 minutos de ejercicio al día, mientras que un golden retriever querrá seguir moviéndose durante al menos dos horas acumuladas.

Además, una investigación que incluye a más de 3.000 personas publicada en el Journal of Epidemiology and Community Health informa que los adultos mayores que tienen un perro viven vidas más saludables y activas. “Nos sorprendió descubrir que los paseadores de perros eran en promedio más activos físicamente y pasaban menos tiempo sentados en los días más fríos, húmedos y oscuros que los que no tenían perros en los días de verano largos, soleados y cálidos”, dice el líder del estudio Andy Jones, profesor de la Universidad de East Anglia. “El tamaño de la diferencia que observamos entre estos grupos fue mucho mayor de lo que normalmente encontramos en intervenciones como las sesiones de actividad física en grupo que a menudo se utilizan para ayudar a las personas a mantenerse activas”. Y si tiene curiosidad por conocer todo tipo de formas prácticas e inteligentes, puede moverse más cada día.

Tener un perro reducirá sus niveles de estrés

Según Hopkins Medicine, pasar tiempo con un perro también aumenta los niveles de oxitocina, una hormona relacionada con los sentimientos de bienestar (EFE)

Hay un sinfín de formas publicitadas de superar el estrés, desde la meditación hasta los suplementos dietéticos, pero la solución más simple para el estrés puede ser tener un perro. Un estudio publicado por la Universidad Estatal de Washington informa que solo 10 minutos dedicados a acariciar a un perro (o gato) ayudaron a los estudiantes universitarios estresados a calmarse y mejorar su estado de ánimo. Esos estudiantes también mostraron caídas tangibles en el cortisol (una de las principales hormonas del estrés) después de acariciar a algunos cachorros.

Según Hopkins Medicine, pasar tiempo con un perro también aumenta los niveles de oxitocina, una hormona relacionada con los sentimientos de bienestar.

cargar mas artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

A una semana del trágico accidente en calle La plata, ocurrió un vuelco

  Fue pasado el medio día de este sábado, dónde un utilitario volcó en el desagüe par…