Inicio Sociedad Nació en San Luis y busca a su madre biológica sanjuanina: «Sólo quiero conocerla para cerrar mi historia»

Nació en San Luis y busca a su madre biológica sanjuanina: «Sólo quiero conocerla para cerrar mi historia»

4 min leidos
0
0
55

 

Hace algunos años, Leonardo Sangoi supo que sus padres, aquellos que lo criaron prácticamente desde que nació y con quien compartió gran parte de su vida, no eran sus progenitores biológicos. En ese momento, decidió que quería conocer cuáles eran sus orígenes, y reconstruir de alguna manera esa parte de su historia que, tras aquella revelación, se tornó confusa e inconclusa. Esa búsqueda es la que lo conecta con San Juan.

 

Leonardo tiene 42 años y es oriundo de San Luis. Cuando tenía 28, su familia le reveló que había sido adoptado. «Fue en ese momento cuando empecé a indagar en el entorno. Pero, por esos secretos de familia, es muy poca la información que tengo, porque nadie quería decirme nada», contó. Sin embargo, una persona allegada le dio un dato clave, que hizo que su búsqueda se traslade hasta nuestra provincia.

 

Según le contaron, su madre biológica sería una sanjuanina que, en 1979 -año en el que nació- era una joven estudiante de 17 años que estudiaba en la provincia de San Luis. «Supuestamente, mis abuelos maternos tenían campo en San Juan. Al enterarse del embarazo, esperaron que diera a luz, me dieron en adopción y se la llevaron de vuelta para allá». Esos son los únicos datos que tiene de ella, además de que era rubia y de ojos verdes, iguales a los que tiene él. Al día de hoy, debería tener 59 años, aproximadamente.

 

Esos son los únicos datos que Leonardo tiene sobre su madre, además de que era rubia y de ojos verdes, iguales a los que tiene él. Al día de hoy, debería tener 59 años, aproximadamente.

 

El día del nacimiento fue el 7 de marzo de aquel año. «Fui asentado como que nací en el sanatorio Ramos Mejía (San Luis), aunque no sé si será verdad», comenta.

 

Su único deseo es poder encontrarla para conocerla y darle un cierre a su historia. «No quiero reclamar ni cuestionar nada. Sólo quiero sanar esta herida que tengo en el corazón».

 

cargar mas artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Instalan estatuas de Alberto Fernández y sus perros junto a Evita y Domingo Perón

  Un Alberto Fernández sonriente, relajado, tocando la guitarra, y secundado por sus …